Knowledge Base

Search
Generic filters
Exact matches only

A medida que pasamos más tiempo en casa, usamos más energía

Todos hemos sido afectados por las órdenes de “quedarse en casa”. Sí, al estar manteniendo nuestro distanciamiento social, al usar nuestros cubrebocas, al mantenernos a salvo y quedándonos en casa (en su y mayor parte). Estamos trabajando desde casa, los niños están allí, fuera de la escuela y muy probablemente haciendo algo de educación en casa. Estamos pasando más tiempo en nuestras computadoras, viendo la televisión, jugando videojuegos y muchas otras cosas más. Debido al refugio en su lugar, estamos usando más electricidad. En este momento, puede que no sea tanto como lo será en unos meses más delante. Se acerca el verano.

El 1 de mayo, vamos a poder aventurarnos. Cada Estado tiene sus propias políticas y aquí en la frontera y al igual que la mayoría de la gente, podremos salir con algunas restricciones. Algunos restaurantes y negocios pueden comenzar a abrir de forma limitada y a una capacidad parcial. Gimnasios y salones de belleza aún estarán cerrados hasta al menos la mitad del mes. Poco a poco, las cosas volverán a “casi” normales. Todavía usaremos nuestros cubrebocas, ahora muy de moda que vienen en varios colores y estilos. Aún mantendremos nuestro distanciamiento social. Con suerte, a mediados del verano todos estaremos fuera y disfrutando de la temporada. Pero ¿qué pasa si las restricciones de quedarse en casa la mayor parte del tiempo es la mejor opción? Creo que no es un mal plan. Muchos de nosotros nos hemos acostumbrado a usar Zoom y trabajar desde casa o estamos haciendo ejercicio en una sala de estar, ahora convertido en un gimnasio. Incluso podríamos elegir hacer una barbacoa con la familia inmediata o pasar tiempo en la piscina, si tenemos una. Algunos de nosotros podríamos trabajar en el jardín o en el patio o incluso abordar esa lista de cosas por hacer que nunca encontrar tiempo para realizar. Pero, a medida que se pone más caliente el clima, ¿Entonces qué? Encendemos el aire acondicionado (nuestro aire refrigerado).

Nuestros sistemas de calefacción y refrigeración contribuyen a la mayor parte de nuestros costos de energía, especialmente durante el verano. Según la Asociación de Información Energética de los Estados Unidos, los costos de refrigeración representan hasta el 16% de nuestro consumo anual de energía. Aquí, en Borderland y Southwest, utilizamos mucho nuestros sistemas de climatización (HVAC) durante el verano. Personalmente, creo que ese porcentaje es muy superior al 16% aquí. Como se puede ver en el gráfico a la derecha de la imagen de a continuación, la refrigeración del espacio es el segundo consumidor de energía doméstico más alto en el hogar.

 

Los costos de refrigeración son más altos aquí

Entre nuestros costos de refrigeración y los precios estratificados de El Paso Electric, nuestros recibos serán más altos. Y quedarse en casa, bueno, eso definitivamente significa más recibos de electricidad. La imagen de abajo representa una factura de electricidad típica del año. Como puede ver, el uso en verano es mayor que el resto del año.

Las tarifas de verano de EPE son más altas

Entre los meses de mayo y octubre, pagamos un poco (¡no, mucho más!) por la electricidad y, eso cuesta más. Eso es comprensible ya que la tensión en la red eléctrica es mayor. Todos estamos usando más energía aproximadamente a la misma hora del día. Usamos nuestros aires acondicionados entre las 12:00 del mediodía y las 6:00 pm. Enfriamos nuestra casa después de que llegamos a casa del trabajo. ¡Si trabajamos desde casa, ese mismo sistema de refrigeración está trabajando horas extras!

Como resultado, El Paso Electric cobra precios por niveles (diferentes niveles) de precios para nuestra electricidad. Los primeros 600 kWh (kilovatios hora) son de una tarifa (aproximadamente un 1 centavo más por kWh que nuestras tarifas de invierno). Todo lo que está por encima está a una tasa más alta. Dado que la mayoría de nosotros usamos mucho más de 600 kWh de electricidad durante los meses de verano, esa cantidad puede llegar a ser bastante alta. Tengo algunos clientes que tenían recibos de electricidad del verano cerca de $600-1000 para sus meses más altos. Pero ¿Qué pasa si ahora estamos más tiempo en casa que antes? Ese recibo eléctrico, podría ser fácilmente más alto.

Entonces, ¿qué puedes hacer con tu mayor consumo eléctrico?

COVID-19 y todos los inconvenientes que conllevar esta pandemia, nos están exponiendo potencialmente a mayores costos de servicios públicos. Eso no significa que no podamos hacer algo al respecto. De hecho, todo el tiempo de inactividad que se nos ha dado, también nos ha dado tiempo para ajustarnos y planificar el futuro. Si ocurre otra ola como la Organización Mundial de la Salud (OMS) ha insinuado, o no, “cosas” todavía suceden. Ya sea algo pequeño como un corte de energía de 2 horas o tan grande como una pandemia u otra catástrofe, todavía vamos a ver un aumento en los recibos de electricidad. Las tarifas siguen subiendo porque crecemos como comunidad. No podemos escapar del progreso y los costos para mantenernos al día con esa demanda, así que seguirán aumentando.

Por ahora, podemos hacer algo con el tiempo que estamos en casa debido a la pandemia. Podemos reducir nuestros costos de calefacción y refrigeración para empezar. Nada hace eso mejor que utilizar tecnologías más eficientes energéticamente, como las bombas de calor variables. Por su diseño, los sistemas tradicionales de calefacción y refrigeración utilizan mucha electricidad. Las bombas de calor variables pueden reducir la demanda hasta en un 40%. Están disponibles para todo, desde unidades que enfrían y calientan las zonas individuales o habitaciones de nuestro hogar, hasta para calentar el agua y la piscina.

Incluso podemos ir un paso más allá, y utilizar la energía solar. Con la energía solar, estamos produciendo nuestra propia energía a partir de un recurso muy sostenible. Y, ese es el poder que poseemos. Nuestros costos disminuyen con el tiempo, o se mantienen estables. También estamos siendo más eficientes. Esa misma potencia que usamos para calentar y enfriar nuestro sistema de bombas de calor variable “completamente nuevo’, puede ser producido por el sol en lugar de comprarlo en la empresa de servicios publicos.

Si desea obtener más información sobre las tecnologías de bomba de calor variable para su hogar, visite nuestra página de HVAC. No estoy diciendo que necesite usarnos para instalar su sistema, pero tenemos un equipo de instalación e ingeniería bastante bueno y muy experimentado. Definitivamente se ocuparán de ti y lo harán con una sonrisa en su rostro y pasión en su corazón.

Fuente:  U.S. Energy Information Administration Annual Energy Outlook 2020

 

 

Alan is a solar and sustainable energy advocate. He has served the renewables industry for over 5 years for companies such as Solar City and Tesla and now acts as the Director of Business and Market Development for Solar Smart Living.

Supportscreen tag